21/03/2020
Primavera con sorpresas
Llegó la primavera y, vino con sorpresas.
Además de los colores, del nuevo traje de los árboles, de la lluvia refrescante y purificadora, vino con una corona.
Un corona que se ajustó a los seres humanos, a todos los seres humanos, ricos pobres, altos bajos, de todos los colores...
Y nos ha frenado en seco a todos. A todo el planeta. ¿Será que íbamos muy deprisa en nuestra forma de vida?.
Hay mil preguntas a lo que nos está pasando. Mil respuestas válidas también.
¡No podíamos ni imaginar que nos pudiera ocurrir lo que nos está pasando!
Parar las ciudades, la economía, los viajes, nuestra vida cotidiana.
Y esto debe servir para algo.
Primero para proteger a los seres queridos cuidándonos a nosotros.
Volver a respetar a nuestros mayores velándolos, sirviéndoles, para que no se expongan y, recuperar: el silencio, el tiempo, a nosotros mismos, esa parte que habíamos perdido entre el ruido y las prisas.
Muchas cosas se han dicho acerca de lo que estamos viviendo.
Es de inteligentes quedarnos con lo bueno que nos trae esta situación.
Y debemos de aprender de ella.
Si no, el próximo aviso, según dicen todos los expertos, será peor, más dramático.
Es tiempo de agradecer, a la vida que, de la forma más amorosa posible, nos ha dado la oportunidad de parar esa loca carrera que llevábamos.
Nos proporciona la posibilidad de reconocer lo que tenemos, de volver a hablar con los seres queridos, de disfrutar de nuestro hogar, de los nuestros, de parar y pensar, de colocar cajones, ropas, libros.
Recuperar el valor de las cosas sencillas que ya habíamos perdido entre la marea de las luces y los ruidos.
Menos mal que tenemos agua en nuestras casas, energía, calor, ducha... esas sencillas cosas que nos dan comodidades.
Millones de seres en el mundo, no tienen ni eso...
Es tiempo de agradecer, a la primavera que nos trae la posibilidad de ser de nuevo: seres humanos, llenos de sentimientos y, no esos muertos vivientes en los que nos estábamos convirtiendo en una loca carrera hacia la nada.
Podría escribir muchas más cosas, ahora que nos han devuelto el tiempo... pero lo dejo ahí.
Voy a seguir disfrutando del placer de estar en casa con los míos. Del silencio y de todos vosotros, los que con vuestro ejemplo hacéis que esto vaya mejor.
Sólo cuando el túnel está en la más absoluta oscuridad... es cuando puede volver otra vez la luz.
Nuestro lema más que nunca nos recuerda que esa luz ¡volverá! ¡Juntos lo conseguiremos!
Abrazos llenos de cariño para todos.
A quedarnos en casa, ya nos queda un poco menos.
¡Ahí afuera, la primavera esta trabajando para nosotros!
Pronto disfrutaremos de ella en toda su plenitud.
Feliz y provechosa semana.
Estamos en Instagram
Inauguramos nuestra propia cuenta en Instagram. Para vernos las caras habrá que esperar que somos tímidos.
¡Whatsapeanos!
Si quieres enviarnos una nota de voz con tu saludo, o comentarnos cualquier cosa, tenemos un whatsapp a tu disposición.